domingo, 12 de junio de 2022

Muelle de Tharsis: Un icono que regresa a la vida

 

Imagen aérea del Muelle de Tharsis con buena parte de su estructura sin los tablones de madera superiores.

Imagen aérea del Muelle de Tharsis con buena parte de su estructura sin los tablones de madera superiores. / APH

Está llamado a ser uno de los grandes iconos del patrimonio cultural de la capital onubense y, junto con el Muelle de la Rio Tinto, convertirse en uno de los legados férricos más importantes de todo el país. El Puerto de Huelva se ha puesto manos a la obra para la rehabilitación del Muelle de Tharsis. Su en febrero se dio el pistoletazo de salida para que la recuperación de esta seña de identidad fuera una realidad, en las últimas semanas ya han comenzado a verse los primeros avances de unos trabajos que concluirán a lo largo del año 2024.

Llevaba fuera de servicio desde que en 1991 se decidiera a la clausura de la estructura que quedaba en pie, después de que el ramal primitivo fuera desmontado y retirado en 1980, lo que le dio la imagen que hoy conserva. Después de una más que azarosa historia, que incluyó varios incendios, fue uno de ellos quien despertó el interés por una rehabilitación que por el momento, ha comenzado con más que buen pie.

Fue en plena pandemia, cuando se produjo la definición de una serie de medidas a llevar a efecto de manera urgente, una vez que se produjo la evaluación estructural del muelle que pretendía concretar si tenía la capacidad de resistencia suficiente para un futuro uso público.

Tras unas primeras semanas en las que se instalaron los servicios auxiliares para el desarrollo de las obras y en las que se procedió al refuerzo y ampliación del entramado metálico para el uso del mismo como plataforma de trabajo y el transporte del material y la maquinaria necesaria para llevarlos a efecto, se procedió a instalar los medios auxiliares marino entre los que se incluía una pontona para los trabajos de micropilotaje y una plataforma flotante para la colocación de los andamios debajo del muelle, una etapa en la que se trabaja en la actualidad. Se trata, en un primer momento, de garantizar la seguridad y la integridad estructural de todo el conjunto.

  Los operarios en las labores de retirada de elementos de madera que serán restaurados. 
Los operarios en las labores de retirada de elementos de madera que serán restaurados. / APH

Al mismo tiempo, se procede al desmontado de elementos metálicos situados al nivel del tablero del Muelle, entre los que se encuentran los carriles, la barandilla y los soportes de tuberías. Además, se concluye el desguace del tablero de madera, elementos superiores de la defensa, tablestacado y viga de choque. Sobre este aspecto, hay que destacar la extrema modernidad en la manera en la que se construyó el Muelle. Ésta se llevó a cabo entre los años 1867 y 1871. Pues bien, la misma técnica es la que se ha utilizado por la empresa Ferrovial para la ampliación de la línea de atraque del Muelle Sur que está próxima a finalizar.

Las obras incluyen también la retirada de los elementos metálicos, algunos de ellos irrecuperables debido a la corrosión y falta de mantenimiento, pero que se pretende conservar todos los que se puedan, por lo que se efectuará uno por uno, con la intención de poder restaurarlos en el caso de que sea posible. Estos se limpiarán mediante una técnica conocida como en seco de granalla, la más respetuosa con su estado primitivo.

Con posterioridad se llevará a cabo una nueva inspección de la estructura a fin de evaluar los daños sufridos en la misma y decidir según la misma, las actuaciones que serán convenientes a cada uno de los elementos, que se sustituirán, reforzarán o repararán dependiendo del estado de cada uno de ellos. Además se procederá a un sellado de los huecos para evitar la entrada de agua y la corrosión futura.

Tal vez la fase más espectacular de las obras, sea cuando se proceda a la excavación bajo el muelle que se ha determinado para recuperar todas las cruces transversales y longitudinales inferiores, que tendrá una profundidad de un metro por debajo de los arriostramientos. Se utilizará una excavadora anfibia y una bomba de succión y será necesaria la actuación de buzos.

  La Oficina Puente será restaurada en su totalidad.

La Oficina Puente será restaurada en su totalidad. / APH

Con posterioridad a ella, se efectuará una segunda excavación de hasta dos metros por debajo para la recuperación de los arriostramientos. En esta fase se van a instalar unos micropilotes hasta una profundidad de 34 metros para garantizar que la estructura se asiente hasta cinco metros de profundidad en la capa de arenas y gravas que forman el fondo marino de la zona.

Una de las últimas actuaciones serán las que tengan al elemento más característico de la estructura, la Oficina Puente, aquella cuyo incendio hace unos tres años, hizo posible que se iniciaran las obras hoy en marcha. En ella se llevarán a cabo la reparación de sus elementos estructurales, entre ellos el doble acristalamiento que será fijado al entramado metálico existente para dotarlo de una mayor rigidez. Se van a desmontar los elementos metálicos y las placas de la cubierta, barandillas, cerramientos de la fachada y la losa de hormigón armado del suelo. Además, se efectuará la nueva cubierta que será construida en paneles tipo sandwitch, se cambiarán las escaleras y se colocará una nueva barandilla en el vuelo que rodea la oficina.

Los últimos trabajos se centrarán en la estructura de defensa de madera, con la idea de mantener todos aquellos que se encuentren en una situación susceptible de serlo, además de un tratamiento preventivo contra los hongos de pudrición y ataques de insectos xilófagos. La prueba de carga en cada una de las zonas del Muelle y los ensayos para garantizar la integridad de la estructura concluirán las obras dentro de año y medio.

  Plataforma para el acceso de los operarios a toda la extensión del Muelle.

Plataforma para el acceso de los operarios a toda la extensión del Muelle. / APH

 

lunes, 11 de abril de 2022

Un grupo de voluntarios ingleses lucha contra el abandono del Cementerio Británico de Huelva

 


Una cadena y un candado cierran una puerta oxidada y desvencijada. No es más que una muestra de lo que espera tras cruzarla. “Esto es terrible”, “vaya vergüenza”, y algún comentario más irreproducible. El cementerio británico de Huelva sonroja. El estado de abandono en el que se encuentra es evidente. 

Al rescate llegó este viernes una docena de británicos residentes en el Algarve. No es la BEF, pero bien podría asumir su papel simbólico. El objetivo no es otro que tener el cementerio en un estado mínimo de visita el próximo 19 de abril cuando una delegación de Australia y Reino Unido honrarán las tumbas de dos pilotos de la RAF caídos sobre Gibraleón en 1942. Chris Wright, medalla del Imperio Británico, y su esposa Christine lideran la iniciativa. Un viaje notable que ha involucrado al embajador de Australia en Madrid, así como a los agregados de Defensa de Australia y el Reino Unido; el obispo Carlos López Lozano de la iglesia anglicana española, que tiene la responsabilidad general del cementerio, así como la historiadora Marie Hobson en Nueva Gales del Sur (Australia), donde nació y se graduó como profesor el sargento Avern. Todos ellos contaron con la ayuda en Huelva de Gladys Méndez Naylor, profesora de la UHU y cuyo bisabuelo fue extrabajador de la Rio Tinto Company y está enterrado en el mismo cementerio, y que los acompañó en las tareas de limpieza.


 La historia sacada del olvido en un reportaje en este diario encontró la respuesta en un explorador aficionado onubense, Jorge Valero, que tras leerlo decidió además presentarse en el cementerio para ayudar y conocer a los ingleses. En sus manos portaba Huelva en la Segunda Guerra Mundial, la obra de Jesús Ramírez Copeiro del Villar que narra entre otras historias la del Bristol Beaufighter. Su reto es localizar el punto exacto donde cayó el spitfire accidentado en Fuente la Corcha que ilustra la portada del libro. 

El desembarco fue pacífico y bien organizado. Desbrozadoras, pistolas de chorros a presión, productos de limpieza, sacos de basura, buen ánimo y mucha paciencia. En algo más de dos horas el acceso hasta las lápidas de los dos pilotos dejó de ser una selva para convertirse en un solar algo más presentable.

El camposanto es propiedad de la iglesia anglicana española, quien no ejerce unas labores mínimas de conservación. El Ayuntamiento tiene en proyecto asumir su cuidado, limpieza y puesta en valor. El concejal de Turismo, Francisco Baluffo, aclara que “nuestra intención es recuperar un espacio singular de nuestro Legado Británico para integrarlo en la oferta de la capital”. Para ello, “en la segunda fase del plan turístico de Grandes Ciudades queremos afrontar su restauración”. La propiedad del cementerio tiene una propuesta sobre la mesa por la que el Consistorio afrontará su limpieza integral dos veces al año (primavera y otoño) además de una rehabilitación profunda.


 El primer paso para lograrlo lo dio este grupo ingleses que decidieron no olvidar la memoria de los allí enterrados y honrar a los jóvenes que dieron su vida en 1942. Por el honor, la libertad y la verdad sacrificó su gloriosa juventud reza el epitafio de la tumba del sargento Philip Bernard Crossan, operador inalámbrico y observador de la RAF que perdió la vida cuando su Bristol Beaufighter se estrelló cerca de Gibraleón el 19 de abril de 1942. Lo acompañaba y a su lado sigue desde entonces en su descanso bajo la tierra onubense el también sargento Geoffrey Lennox Avern, piloto de la Real Fuerza Aérea Australiana. Tenían 21 y 27 años respectivamente. Murieron instantáneamente en el accidente y desde entonces reposan en Huelva. En la pared detrás de sus tumbas de guerra de la Commonwealth hay una placa que conmemora al marinero de primera Percy Longthorpe, quien falleció el 14 de diciembre de 1918 a los 24 años tras una explosión en el HMS Adventure, que estaba siendo reparado en el muelles locales.

Merecen un mejor descanso que la triste imagen de los matorrales del cementerio inglés.

Antonio Carrasco. Huelva Información, 11/04/2022

 

 

jueves, 31 de marzo de 2022

Adjudicadas las obras de rehabilitación del puerto de La Laja

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha anunciado en la Comisión de Fomento del Parlamento de Andalucía la adjudicación de las obras para la transformación para uso turístico y deportivo del puerto de La Laja, en el municipio onubense de El Granado. La Consejería de Fomento ha adjudicado por cerca de 1,4 millones de euros los contratos para la ejecución de las dos fases de obras que “nos ayudarán a aprovechar el potencial turístico de un enclave declarado Bien de Interés Cultural (BIC), como lugar de interés industrial, desde 2011”, ha remarcado la consejera. La Agencia Pública de Puertos de Andalucía (APPA) ha adjudicado por 439.232 euros las obras de la primera fase de rehabilitación y adaptación del muelle de cargadero de mineral para su uso por la flota de recreo a la UTE Poiser Management, S.L. y Dylan Marinas, mientras que ha encargado por 947.378 euros a Díaz Cubero los trabajos de la segunda fase, que consisten en la construcción de un edificio de servicios. puerto de La LajaMarifrán Carazo ha manifestado que estas actuaciones suponen “un primer paso para la puesta en valor del enclave de La Laja, atendiendo a su interés paisajístico y cultural, propiciando el desarrollo de actividades náutico-recreativas, turísticas y culturales que contribuyan a la dinamización socioeconómico de la zona”. 
El muelle cargadero del puerto de La Laja, núcleo urbano del Puerto de La Laja, Línea de Ferrocarril entre el puerto de La Laja y la Cañada del Sardón y Poblado de la Cañada del Sardón goza de protección BIC, constituyendo un vestigio de la actividad minera, de gran importancia en la provincia de Huelva desde la segunda mitad del siglo XIX. Si bien fue desmantelada en la década de los sesenta del pasado siglo y de ahí el fomento ahora de su puesta en valor. Estas actuaciones, financiadas al 75 por ciento por fondos Feder, cuentan con un plazo de ejecución de cuatro meses, en el caso de la primera fase y de nueve meses para la segunda. Con estas obras se acondicionarán las instalaciones existentes para su uso por parte de la flota náutico recreativa. Las obras se desarrollan en virtud de la concesión administrativa de ocupación de dominio público marítimo-terrestre para la construcción de línea de atraque para la flota recreativa en el puerto de La Laja otorgada a la Agencia Pública de Puertos de Andalucía por la Delegación Territorial en Huelva de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio. 
La primera fase contempla 70 metros de línea de atraques flotantes a disponer frente al muelle cargadero. La estructura de atraque se resuelve mediante siete módulos de pantalán flotante de aluminio de 10×3 metros arriostrados mediante pilotes-guía. La conexión de la estructura de atraque con la ribera fluvial se realiza mediante pasarela de aluminio de 25 metros de longitud y 1,5 metros de ancho, que comunica con la plataforma de acceso a poniente del actual muelle para salvar el desnivel existente entre el borde marítimo-fluvial y la zona de acceso al nuevo embarcadero. La plataforma de acceso se resuelve mediante losa de hormigón armado delimitada por muros, ejecutándose micropilotado para mejorar la capacidad portante del terreno existente, así como protección de escollera para defensa de la zona de acceso.
La segunda fase consiste en la construcción de un edificio adosado mediante muro de contención al desnivel del terreno que se destinará a almacén, consigna y aseos. Contará con una superficie construida de 60 metros cuadrados y un soportal de 81 metros cuadrados para zona de estancia exterior cubierta, y urbanización del entorno mediante adecuación del actual camino de acceso, configuración de rampas y plataforma de acceso a la nueva línea de atraque flotante, y dotación de elementos básicos de mobiliario urbano y jardinería. El antiguo cargadero de mineral de La Laja en El Granado (Huelva) se sitúa 7,5 Km al norte del puerto de Sanlúcar de Guadiana, que es en la actualidad la única instalación portuaria en la margen española del tramo norte transfronterizo del río Guadiana. 
La Laja brinda una localización intermedia entre Pomarão y Sanlúcar de Guadiana, situándose 5,7 kilómetros al sur de la instalación portuguesa. Es un emplazamiento óptimo para una nueva infraestructura náutico-recreativa en la margen española al constituir uno de los escasos enclaves dotados de cierto nivel de urbanización, actividad y accesibilidad viaria en la ribera española, beneficiándose además de las condiciones operativas inherentes a la antigua instalación industrial donde operaban buques de gran porte, y disfrutar de valores ambientales, históricos y paisajísticos de notable interés que posibilitan su desarrollo como destino específico turístico. 
El enclave de La Laja se sitúa en un ámbito de gran atractivo paisajístico y ambiental e integrado en la ruta cicloturística Camino Natural del Guadiana y Vía Verde del Guadiana, que aprovecha el antiguo ferrocarril minero, en una posición de privilegio para el inicio de rutas que resultan además especialmente potenciadas por la posibilidad de conexión por vía fluvial que permitan alternar recorridos por tierra con navegación fluvial así como completar itinerarios de cruce del río. Constituye, igualmente, una intervención en un ámbito rural sometido a riesgo de despoblación, de acuerdo con la Estrategia frente al Desafío Demográfico en Andalucía. La implantación de la nueva infraestructura náutico-recreativa constituye una de las actuaciones a desarrollar por la APPA en el marco del proyecto europeo Red Transfronteriza de ciclosenderos en el Algarve-Alentejo-Andalucía-Extremadura Ciclosend-Sur, correspondiente al Programa de Cooperación Interreg España-Portugal en el que participa junto con otros siete socios españoles y tres portugueses. 
 
Huelva Buenas Noticias, 30-03-2022

jueves, 24 de marzo de 2022

El club inglés más antiguo de España está en el corazón de Huelva

El Club Inglés es uno de los edificios centrales de todo el barrio de Bella Vista (Minas de Riotinto). Se construyó en 1.903, mediante mampostería con cierres de ladrillo y ventanas clásicamente británicas, sustituyendo al antiguo club construido en madera. Está dotado de potentes chimeneas idénticas a las de las restantes casas del barrio, sufriendo diversas modificaciones a lo largo de las décadas siguientes. Aunque el club está hoy día sensiblemente alterado respecto a como se encontraba en su estado original, supuso un lugar de reunión de los hombres (sólo hombres) de la época, que ayudaba considerablemente a mantener un ambiente lo más cercano posible al que se podría encontrar en los barrios ingleses. Era centro de reunión de amigos, donde charlaban de diversos temas y ayudaba a mantener una fuerte vinculación con las tradiciones nativas de los asistentes. No sólo servía para fortalecer y estrechar los lazos de unión de las familias inglesas que vivían en el barrio, sino que se alzaba como un punto donde la élite de la sociedad inglesa podía reunirse. En 1.908 se añaden tres habitaciones pequeñas y en 1.949 se reforma el cuerpo central con una serie de amplios ventanales. No obstante, la edificación mantiene el estilo británico de todo el barrio, manteniendo entre sus dependencias la sala del "Men Only".
El club o pub es algo tradicional e innato al carácter inglés y desde su llegada los ingleses tuvieron uno en La Mina que estuvo funcionando hasta 1.936. Asimismo en Naya hubo otro pub inglés, que posteriormente fue convertido en residencia. Pero el Club inglés por excelencia fue construido en Bella Vista en 1.903. Un histórico club que permanece vivo Hoy en día permanece vivo siendo el club inglés más longevo de España. El club, de hecho, como el propio barrio de Bellavista, está, igual que en el siglo XIX, pegado al pueblo, pero a la vez estaba alejado de él, con las casas de su última calle dándole la espalda a los riotinteños, que en 1995 consiguieron, de todas formas, que la institución abriese para todos los públicos, y hoy día tiene medio millar de socios que pagan una cuota de 35 euros al mes, el doble en verano, para mantener su piscina, y solo se exige una cuota inicial de 600 euros para hacerse socio. En la actualidad, el antiguo club también funciona como centro de enseñanza de idiomas. Cabe señalar que el club mantiene algunas tradiciones de carácter centenario heredadas de la época británica, como la celebración en Navidad del Father Christmas y el baile de fin de año, o la práctica de deportes como el billar y el tenis. Una biblioteca única El Club Bella Vista contó en su época con una biblioteca que disponía de un amplio fondo bibliográfico, con ediciones que llegaron a abarcar desde 1831 a 1964. Predominaban temáticas como ficción, novelas de aventuras o literatura de viajes, aunque también fueron abundantes los libros de historia, crítica literaria, religión, ciencia, biografías, clásicos latinos y griegos, etc. En su momento la biblioteca constituía una parte más de la RTC y de hecho muchas obras eran encargadas directamente a Londres. Se instauró un sistema de admisión y préstamos de libros para los empleados de la compañía, como parte de las actividades recreativas. Tras atravesar un período de progresivo abandono y deterioro, en 1999 este fondo bibliográfico fue acogido por la Universidad de Huelva en régimen de donación. MARÍA FERNÁNDEZ HUELVA INFORMACIÓN, 24-02-2022

martes, 1 de febrero de 2022

El Muelle de la Rio Tinto, un emblema de Huelva que aúna historia y fantasía

No hay guía de viaje o mapa de Huelva que pase por alto este icono onubense. El marco incomparable en el que se ubica, la belleza y peculiaridad de su arquitectura, así como la historia que lo envuelve, lo convierten en una de las señas de identidad de Huelva. Es por eso que el antiguo Muelle cargadero de mineral de la Compañía Rio Tinto es una visita obligada. Desde su construcción en 1874 hasta su cierre en 1975, con sus cien años de historia, es una obra maestra de la ingeniería del último cuarto del siglo XIX. El Muelle descargadero de minerales, propiedad de la Compañía de Minas de Riotinto, fue rehabilitado en 2007 para el uso y disfrute de los ciudadanos. Está declarado Bien Interés Cultural. ¿Para qué se construyó? Se concibe para dar salida al mineral extraído en las minas del norte de la provincia de Huelva adquiridas por compañías extranjeras a mediados del siglo XIX. Suponía la finalización del complejo sistema ideado por los ingleses para transportar el mineral desde las minas hasta Huelva, a través del ferrocarril y culminando en el muelle que permitía la carga y descarga del material minero en los barcos atracados. Tal y como recogen desde la web del área de Turismo del Ayuntamiento de Huelva, se trataba de un "muelle de carga por gravedad". El sistema por gravedad consiste en disponer diferentes vías de entrada y salida de vagones, de forma que las de entrada sean ascendentes hasta un cénit desde el que descienden hasta el final del embarcadero. Finalmente, con un cambio agujas, los vagones vuelven por vías laterales que descienden. Por tanto, la descarga se hacía sin ningún sistema mecánico ya que los vagones se impulsaban por la gravedad. ¿Quiénes lo construyeron? "En sesión del Consejo de administración de la Rio Tinto Company Limited reunida en Londres el 31 de marzo de 1873 bajo la presidencia de Mr. Matheson, se contrata como consultor de ferrocarriles a Sir George Barclay Bruce y como consultor de Ingeniería minera a Mr. David Forbes. Fue construido por la empresa John Dixon en la orilla izquierda del Odiel tras la renuncia, por falta de experiencia, de la Clark & Punchard Company. A primeros de septiembre de 1874 se inicia las obras". Pero antes de ser considerado un icono del turismo en Huelva, tuvo un fin bien distinto. María Fernández 01 Febrero, 2022 - 11:31h Huelva Información

viernes, 17 de diciembre de 2021

La Cuenca Minera amplía su oferta turística con la apertura al público de ‘Riotinto, Marte en la Tierra’

El nuevo circuito turístico recibe las primeras visitas La Cuenca Minera de Riotinto cuenta desde este semana con un nuevo atractivo turístico. Se trata de ‘Riotinto, Marte en la Tierra’, la nueva experiencia que el Parque Minero de Riotinto pone ante los ojos del mundo y que en estos dos últimos días ha recibido las primeras visitas, en este caso a través de dos sesiones gratuitas dirigidas principalmente a los vecinos de Minas de Riotinto, que han podido conocer esta nueva ruta turística durante las jornadas de este jueves y viernes.
Durante 90 minutos, los visitantes podrán trasladarse al Planeta Rojo, visitar una auténtica estación marciana, familiarizarse con sus indagaciones y pruebas, cruzarse con un astronauta e incluso fotografiarse con una nave espacial, todo ello a través de un recorrido por los lugares en los que, desde hace décadas, organismos de la talla de la NASA, la Agencia Espacial Europea o el Centro de Astrobiología realizan investigaciones relacionadas con las misiones a Marte, pruebas de equipamiento y materiales de exploración espacial y otros elementos como vehículos o trajes de astronauta.
El nuevo circuito turístico ha sido desarrollado por la Fundación Río Tinto con el apoyo de la Consejería de Turismo de la Junta de Andalucía. Tal y como ya informó este periódico, entre los elementos que conforman este nuevo atractivo se encuentra una reproducción a escala real de un astronauta llamado a convertirse en un personaje popular entre los visitantes, una emblemática pieza de casi dos metros de altura que rápidamente se ha integrado en el paisaje marciano del entorno de Zarandas y que la Fundación ha bautizado con el nombre de Roque, en honor al patrón de Minas de Riotinto.
Todos los elementos que los visitantes encontrarán en ‘Marte en la Tierra han sido elaborados por artistas falleros de la empresa valenciana Valua Arts & Crafts en colaboración con la Fundación Andanatura a través del proyecto Valuetur.
Tinto Noticias, 17 de diciembre de 2021

lunes, 11 de octubre de 2021

Ponen las bases para una vía verde que unirá las provincias de Huelva y Sevilla

El pasado mes de mayo se produjo la demolición de la antigua estación de La Rigüela y los pilares de su depósito de aguas, conjunto ferroviario localizado en el kilómetro 53 del antiguo trazado de ferrocarril que discurre entre las Minas de Cala (Huelva) y San Juan de Aznalfarache (Sevilla). Parte de sus escombros se depositaron en las proximidades del río Ribera de Huelva, en una zona con pendiente hacia su cauce. Igualmente se acometieron trabajos de movimiento de tierras, que sepultaron y destrozaron la plataforma ferroviaria, en gran medida, hasta el km 55. Por último se demolió en la misma zona una casetilla, así como los restos de lo que parecía un pequeño muelle o andén. La Rigüela era una de las cuatro estaciones que seguían en pie de este ferrocarril, que transportaba mineral procedente de la citada mina onubense, destacando el interés que poseía la misma por su singularidad ornamental frente a otras, con un rótulo en azulejo de traza trianera, decoración externa en ladrillo azul y tejas alicantinas originales de primeros de siglo. La demolición de la Rigüela es una pérdida importante de patrimonio, y debe suponer un toque de atención para todos, puesto que la protección del patrimonio es un mandato constitucional a los poderes públicos recogido en el artículo 46 de la Constitución Española de 1978, y está desarrollado, además, en la Ley de Patrimonio Histórico de Andalucía 14/2007. En estos términos arranca el manifiesto que firmaron en el municipio sevillano de Guillena el pasado 20 de junio varios colectivos y asociaciones como A Contramano -Asamblea Ciclista de Sevilla-, la Asociación Sevillana para la Defensa de los Caminos Públicos -Asedeca-, Ecologistas en Acción y la Fundación Patrimonio Industrial de Andalucía, con el principal objetivo de constituir una mesa de diálogo integrada por las administraciones locales, autonómica y estatal, así como por las entidades promotoras del propio manifiesto. Dicha mesa tendría por objeto trabajar conjuntamente en la protección del conjunto patrimonial conformado por los depósitos de agua para locomotoras, cocheras, talleres, estaciones, puentes, viaductos, embarcaderos y la propia plataforma ferroviaria, localizados en los municipios de Minas de Cala, Zufre, El Ronquillo, Guillena, Santiponce, Camas, San Juan de Aznalfarache, Santa Olalla del Cala, Castillo de las Guardas y Nerva, todos asociados al antiguo ferrocarril minero que discurría por la comarca.
Varios colectivos llevan años reivindicando la vía verde / Olallareal (Sierra) La finalidad última de dicha mesa se centraría, por tanto, en trabajar para que dicho patrimonio industrial no se pierda, y que además sirva para contribuir al mantenimiento de la memoria histórica de los pueblos enriqueciendo su cultura y contribuyendo a su actividad socioeconómica. Otro de los propósitos pasa por la conversión en vía verde el trazado entre Cala y San Juan de Aznalfarache, incluyendo sus ramales Santa Olalla, Teuler y Peña de Hierro -Nerva-, incorporándola al Plan Andaluz de la Bicicleta y a la futura la Red Estatal de Caminos Rurales prevista en la Estrategia Estatal de la Bicicleta. Los colectivos firmantes del manifiesto piden por último que se restaure el daño producido a la plataforma del ferrocarril y al entorno medioambiental; que se proteja en todo el recorrido la vía y una franja suficiente como para evitar cualquier tipo de actuación que altere su fisonomía, restándole interés; y que ésta se preserve como corredor ecológico, o como ampliación del que ya conforma el río entre los parajes naturales por los que discurre, para facilitar el desplazamiento de la fauna, potenciando de esta forma un mayor intercambio que promueva la necesaria diversidad genética. El intenso trabajo de los colectivos promotores de la iniciativa ha empezado ya a dar sus primeros frutos, y las numerosas reuniones mantenidas a lo largo de los últimos meses por sus responsables con representantes de las distintas administraciones con competencias en la materia se han plasmado en un encuentro preliminar celebrado el pasado jueves, 7 de octubre, en Santa Olalla del Cala, el cual fue convocado por el primer edil de dicha localidad serrana onubense, Antonio Plaza.
La nueva vía verde implicará la conservación del patrimonio industrial como la estaciones del antiguo ferrocarril minero / Olallareal (Sierra) Al encuentro también asistieron el delegado territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía en Huelva, José Enrique Borrallo; el director conservador del Parque Natural Sierra de Aracena y Picos de Aroche, Antonio José López; responsables de la Asociación Provincial de Hostelería de Huelva; y representantes de otros 11 ayuntamientos onubenses y sevillanos, entre los que se encontraban la alcaldesa de Zufre (Huelva), Sonia Morales y su homólogo de Sanlúcar la Mayor (Sevilla), Juan Salado. Según los colectivos promotores, el encuentro "ha sido el primer paso para la constitución formal" de la mesa de trabajo que contemplaban entre sus objetivos prioritarios, la cual "debe dar los primeros pasos en la protección de los patrimonios industrial y medioambiental, así como en la conversión en vía verde de los trazados de los ferrocarriles de Cala y Aznalcóllar".
Un momento del encuentro celebrado el jueves en Santa Olalla del Cala / Olallareal (Sierra) En la reunión tanto el primer edil de Santa Olalla, como el delegado territorial de Desarrollo Sostenible y el director conservador del Parque, pusieron de manifiesto "la importancia que tiene poner en valor los recursos de los pueblos de la sierra y el acceso a los mismos como un medio de desarrollo", por lo que "hubo consenso" en la necesidad de celebrar un segundo encuentro a principios del próximo mes de noviembre, en el que "ya las administraciones deben tener clara la forma en que se protegerá el patrimonio, cómo se organizarán o constituirán, cómo se recogerán en los presupuestos del ejercicio 2022 la redacción de los proyectos de factibilidad y construcción, o cuál puede ser la alternativa que dé continuidad al tramo de la vía verde sumergido en el pantano de Zufre". El alcalde anfitrión señaló que la futura vía verde "va a servir para vertebrar desde el punto de vista del turismo, el deporte y el desarrollo sostenible" las comarcas onubenses del Andévalo y la Sierra, con la Sierra Norte de Sevilla y con otros territorios de dicha provincia, hasta llegar a San Juan de Aznalfarache y a la misma capital hispalense, concretamente al Parque de los Príncipes.
Actualmente son numerosos los obstáculos para recorrer el antiguo trazado del ferrocarril minero / Olallareal (Sierra) Por su parte, José Enrique Borrallo, agradeció al alcalde de Santa Olalla que haya dado este "primer paso", que según añadió "está encaminado a recuperar y a poner en valor este patrimonio". El delegado territorial de Desarrollo Sostenible de la Junta en Huelva explicó que "tras este primer paso, hay que buscar los recursos porque hay muchas opciones gracias a los fondos europeos". Este consenso entre administraciones se vio ampliado y consolidado solo 24 horas más tarde con la aprobación el viernes en el pleno de la Diputación de Huelva de una declaración institucional basada en el manifiesto de los colectivos promotores, la cual fue leída por la presidenta de la institución, María Eugenia Limón, y que recoge la necesidad de proteger, conservar, recuperar, poner en valor y convertir en vía verde el antiguo trazado ferroviario minero y sus ramales.

lunes, 4 de octubre de 2021

Una segunda oportunidad para el suelo minero de Huelva

 Imagen aérea de la recuperación del entorno de Sotiel Coronada.

 

Huelva se encuadra dentro de la Faja Pirítica Ibérica y es una de las provincias metalogénicas más importantes del mundo que ha sido objeto de una extensa actividad minera desde hace más de 4.000 años. Esta explotación de los yacimientos minerales ha dejado espacios mineros muy degradados, con profundas huellas en el paisaje, y unos ríos y suelos con una importante impronta de esa industria económica.

Estos espacios abandonados desde hace años tras siglos de explotación minera van a empezar a tener una segunda oportunidad gracias a la intervención que se está llevando a cabo la Junta de Andalucía.

Así, la Consejería de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades destina una inversión de 11 millones de euros a tres proyectos para la regeneración de tres áreas mineras en la provincia de Huelva que suman 83,36 hectáreas de terreno marcados por la intensa actividad minera de décadas anteriores.

Concretamente, dos de esas intervenciones se localizan en Sotiel Coronada, en Calañas, en una superficie de 65,7 hectáreas; y la tercera se sitúa en el entorno del Muelle Tharsis-Corrales, en Aljaraque, ocupando 17,66 hectáreas de antiguo suelo de uso minero.

Tal y como explican desde la consejería, la puesta en marcha de estas iniciativas proyectadas tienen tres objetivos fundamentales. Por un lado y como prioritario trabajan con la finalidad de conseguir la rehabilitación ambiental y paisajística de esos espacios significativos, que gracias a esta actuación van a poder utilizarse para otros usos. En segundo lugar, también persiguen potenciar el patrimonio cultural e histórico de las áreas afectadas y proteger así la conservación de las antiguas instalaciones mineras. Por último, desde la administración andaluza han expresado la gran satisfacción que les supone que esta regeneración lleve asociada la creación de empleo local y la inducción de las obras.

Un ciclista pasea por el camino de la zona rehabilitada en Corrales.

Un ciclista pasea por el camino de la zona rehabilitada en Corrales. / Alberto Domínguez

En lo que respecta al complejo minero Sotiel Coronada de Calañas, se están realizando en la actualidad dos proyectos de restauración que afectan a 65,7 hectáreas con un presupuesto de 8,91 millones de euros. En primer lugar, se están ejecutando labores de clausura de la balsa de estériles y su integración en el medio natural, que implican una superficie de 41,60 hectáreas y una inversión de 5,20 millones.

Esta clausura es la tercera y última fase de la recuperación iniciada en 2019 y su finalidad es cerrar la balsa de estériles que acogía los residuos procedentes del proceso de flotación (estériles mineros), y que se sitúa a un kilómetro al sudeste de la planta industrial que alberga el complejo minero.

La intervención, cuya finalización está prevista para finales de este año 2021, está siendo desarrollada por once empresas y da empleo a 60 trabajadores de la comarca.

La segunda actuación, en ejecución desde la segunda mitad de 2019, se localiza próxima al núcleo urbano de Sotiel Coronada, cuenta con una dotación de 3,71 millones de euros y abarca una superficie de 24,10 hectáreas situadas junto a la margen derecha del río Odiel.

Estas obras, actualmente en desarrollo, tienen como finalidad la recuperación ambiental del espacio degradado a partir de la actividad de minería metálica desarrollada por Cementación Las Viñas, dónde se extraía cobre mediante el proceso de cementación, constituyendo los lixiviados ácidos que se generaban en la misma una importante fuente de contaminación para el río Odiel.

Para lograr la recuperación del terreno se han realizado la limpieza, retirada y encapsulamiento de residuos mineros, el acondicionamiento morfológico del terreno, obras hidráulicas o la recuperación de los suelos contaminados. También se contemplan la protección de los taludes, la creación de una cubierta vegetal y labores de mantenimiento de estos repoblados.

  El delegado del ramo en Huelva y el acalde de Aljaraque durante la presentación del proyecto el pasado abril.

Hay que recordar que la actividad minera cesó en los años 60 y todo el complejo ha permanecido abandonado hasta la actualidad. La mayor parte de los residuos mineros que se encontraban en este enclave ha sido retirados para ser utilizados como relleno en la clausura de la balsa de estériles en el complejo minero de Sotiel Coronada.

Según trasladan desde la consejería, el proyecto terminará a finales de 2022 y en él están trabajando un total de 30 trabajadores, también de la zona, pertenecientes a once empresas.

Por otro lado, la segunda localización en la que se está trabajando es en el entorno del muelle de Tharsis. Los trabajos aquí comenzaron en abril de este mismo año con un presupuesto de 2,08 millones para la rehabilitación de su entorno y de los bordes urbanos-rurales degradados en el ámbito de Corrales, en Ajaraque, una superficie que alcanza los 17,66 hectáreas. La intervención está dirigida a la regeneración ambiental y paisajística de los suelos, lo que permitirá con posterioridad a la consejería de Fomento convertir esta zona hasta ahora abandonada en un nuevo itinerario paisajístico para uso y disfrute de los ciudadanos.

No hay que olvidar que estos terrenos soportaron en el pasado la contaminación derivada de actividades de transporte y tratamiento de mineral en el tramo de la vía de ferrocarril minero de Tharsis comprendido entre la intersección con la antigua vía de ferrocarril Huelva-Ayamonte, a la altura de la estación de La Mezquita, en Gibraleón, y el muelle de minerales de Tharsis, en Aljaraque. La previsión es que estos trabajos finalicen en abril de 2022.

  Una de las actuaciones se está llevando a cabo en margen derecha del río Odiel.

En la selección de las operaciones, la Consejería de Transformación Económica se ha ajustado, entre otros criterios, a las prioridades marcadas por la Red Natura 2000, que es el principal instrumento para la conservación de la naturaleza en la Unión Europea; y ha atendido a los principios rectores marcados por el Marco de Acción Prioritaria para la red Natura en España.

A parte de todo lo explicado, estas intervenciones contemplan una serie de acciones que incluyen diagnósticos y análisis de los recursos y actividades mineras de cada una de las zonas, la ejecución de inventarios de depósitos de lodos, residuos mineros y labores abandonadas, o proyecto de descontaminación. Asimismo, se contemplan la clausura y restauración de depósitos, la eliminación de infraestructuras obsoletas y la recuperación paisajística.

Ante la puesta en marcha de estos proyectos, el consejero de Transformación Económica, Industria, Conocimiento y Universidades, Rogelio Velasco, destacó que “el Gobierno andaluz impulsa una minería con plenas garantías ambientales y laborales”. A su juicio, “la prevención y restauración de estos espacios es un principio básico que marca la actuación de los promotores y el control por parte de la Administración”. Asimismo, ha remarcado que “frente a prácticas del pasado que han generado un evidente impacto ambiental, el reto es seguir avanzando hacia una minería responsable, como actividad dinámica e innovadora generadora de empleo de calidad, respetuosa con el medio ambiente”.

Huelva Información,04/10/2021

domingo, 18 de julio de 2021

Muelle de Tharsis: La rehabilitación más esperada para un BIC

 

En el Puntal de la Cruz, junto al estero de San Andrés y metido en la Ría de Huelva, el Muelle de Tharsis se presenta desafiando al tiempo y a todos los elementos. Mantiene su estructura férrea reflejada sobre las aguas, su consistencia constructiva le ha dado la oportunidad de mantenerse en pie desde que en 1871 se levantara para sacar el mineral de la explotación minera andevaleña.

El periodo más difícil en el que pudo desaparecer fue en 1994 cuando no solo sufrió incendio tras incendio sino la intención por parte de sus concesionario de su desmantelamiento. En las páginas de Huelva Información se denuncio esa circunstancia y se pudo paralizar aquel despropósito. El muelle se había salvado de su desmantelamiento, Huelva y Corrales no perdían una de esas estructuras más importantes que hoy forman parte del patrimonio arqueológico industrial; tan importante o más que otras arqueologías que se reivindican. La Junta de Andalucía lo catalogó Bien de Interés Cultural en 1997, pero no fue el detonante que todos esperaban para su restauración. Nada se hizo entonces.

Imagen virtual del muelle de cómo quedaría con el fondo de la ciudad de Huelva. Imagen virtual del muelle de cómo quedaría con el fondo de la ciudad de Huelva.

Imagen virtual del muelle de cómo quedaría con el fondo de la ciudad de Huelva. / Infografia del Proyecto Rehabilitacion

Ahora, camino de tres décadas de aquellos acontecimientos, el Puerto de Huelva, por fin, asume la responsabilidad que le confiere como titular del histórico Muelle de Tharsis. Su actual presidenta, Pilar Miranda, ha tomado este como una de las actuaciones prioritarias en la agenda Puerto-Ciudad, y va a ser una realidad su restauración. Estamos de enhorabuena.

El proyecto de ejecución de rehabilitación para garantizar la estabilidad y seguridad estructural del muelle de carga de la Compañía Española de Minas de Tharsis es una realidad. Es el gran proyecto cultural que se va a cometer, se une a otras iniciativas del Puerto en la Ría como la restauración y consolidación del Monumento a Colón y peatonalización de la Punta del Sebo, la recuperación del Banco de las Naciones Americanas, el gran bulevar de la avenida Francisco Montenegro, los nuevos proyectos en el Paseo Marítimo, el Muelle de Levante o dar continuidad al cercenado muelle de la Rio Tinto Company Limited el siempre deseado y nunca acometido proyecto de solventar lo que anacrónicamente se hizo hace mucho tiempo.

Estamos ahora en un nuevo momento en el Puerto de Huelva con el proyecto que garantizará la estabilidad estructural de Muelle de Tharsis, como señala su presidenta, Pilar Miranda.

Un trabajo que firman Narciso Jesús Vázquez Carretero y José Vázquez Carretero, al que ha tenido acceso Huelva Información y en el que se indica que se redacta para evitar la desaparición del muelle, a lo que llevaría inevitablemente el continuo proceso de degradación al que se encuentra sometido, por lo que se entiende se hace necesaria su rehabilitación para uso público, que suponga una garantía de mantenimiento posterior a la terminación de los trabajos, y que rentabilice social y financieramente el esfuerzo económico, técnico y de gestión emprendido por la Autoridad Portuaria de Huelva.

El reconocimiento realizado revela un metal sano por debajo de la oxidación superficial, de lo que se deduce que muchas de las piezas principales de la estructura se encuentran en buen estado, considerando como resistente su sección reducida por la corrosión exterior, ya que la capa superficial de óxido ha actuado como protección del material interior.

Los ensayos de dureza y resistencia realizados a las muestras extraídas de la estructura metálica han asignado resultados altos, no diferenciándose significativamente de las características resistentes de los aceros actuales. En el proyecto se observa que será necesario el sellado de resquicios de la estructura metálica en los que pueda penetrar el agua, incluyendo el entorno del ala inferior de las vigas longitudinales, las áreas de contacto entre los distintos perfiles y las zonas de apoyo de las vigas longitudinales sobre las cabezas de pilotes. Todas las juntas capaces de retener agua se sellarán por medio de un cordón de sellado y un adhesivo tixotrópico.

Oficina Puerto 136-INFOGRAFIA 06BIS Oficina Puerto 136-INFOGRAFIA 06BIS

Oficina Puerto 136-INFOGRAFIA 06BIS

La terminación consistirá en una capa de hierro micáceo de 125 micras de película seca con una capa de acabado mediante epoxi micáceo negro de 120 micras de espesor de película seca en los norays y elementos de la Oficina Puente y un sistema de polirea de 750 micras de espesor de película seca en los del muelle.

Se observa como el daño o lesión principal que acusa el Muelle de Tharsis es la pérdida de sección por zonas de algunos de sus elementos a causa de la corrosión, que en el caso de los secundarios conlleva con frecuencia su rotura o desaparición. La deposición de los sedimentos y el vertido del mineral ha provocado que se generen una capa de relleno que alcanza varios metros aternando muchas de las cruces de arriostramiento.

Se plantea como necesaria la reparación de todos los elementos perjudicados por la corrosión, que se sitúan en el recorrido de carrera de las mareas o la zona de salpicaduras. Las partes más afectadas se localizan en el entorno de las alas inferiores de las vigas longitudinales y de los capitales de los pilotes.

Para respetar la imagen del muelle se opta por un recalce oculto, consistente en la ejecución de una nueva losa-encepado de hormigón armado unida rígidamente a los pilotes a una profundidad de un metro debajo de la cota de la excavación (a su vez un metro por debajo de la mínima cota de los arriostramientos inferiores).

Mantener la imagen histórica del muelle, lo que convierte en una prioridad la recuperación de todos sus elementos

La propuesta de rehabilitación se considera que debe ir más allá de las meras acciones que garanticen la estabilidad, tratando de mantener la imagen histórica del muelle, lo que convierte en una prioridad la recuperación de todos sus elementos.

Las actuaciones proyectadas para la rehabilitación de la Oficina Puente consisten en la reparación de todos los elementos estructurales y la sustitución de su envolvente, de forma que quede convenientemente cerrada y protegida respecto a las inclemencias meteorológicas hasta que sean terminados los capítulos de revestimientos, equipamientos e instalaciones necesarios para su puesta en uso, en una segunda fase de intervención.

El proyecto de rehabilitación, en cuanto a la estructura de defensa de madera, al ser relevada de toda misión estructural y encontrarse en un estado de degradación bastante avanzado en la zona superior y el tabliestacado, propone exclusivamente el mantenimiento de los elementos que conserven una situación aceptable, mediante un tratamiento adecuado que permita su vigencia como testigo de una parte del muelle que históricamente jugó un papel esencial en su explotación, por su carácter didáctico y arqueológico.

Lo estudios revelan que el metal se encuentra sano por debajo de la oxidación superficial

Al ser relevada la estructura de defensa de madera de toda misión estructural y tabliestacado, se propone exclusivamente el mantenimiento de los elementos que conserven una situación aceptable, mediante un tratamiento adecuado que permita su vigencia como testigo de una parte del muelle que históricamente jugó un papel esencial en su explotación, por su carácter didáctico y arqueológico.

El tablero de madera del muelle y los elementos de la estructura de defensa se hallan en muy mal estado como consecuencia de los incendios ocurrido en la década de los 90, que se sumaron a los efectos de la abrasión y la meterorización sufrida a lo largo de un siglo y medio. Esto implica la necesidad de su desguace, así como el del tabliestacado y la vida de choque, lo que incluye todos los elementos secundario como tornillos, abrazaderas, pernos, etc.

A partir de ahora habrá que desearle larga vida al muelle para el disfrute de todos.

Imagen virtual del final del muelle. Imagen virtual del final del muelle.

Imagen virtual del final del muelle. / Infografia del Proyecto Rehabilitacion

Huelva Información, 18/07/2021 

sábado, 5 de junio de 2021

La Autoridad Portuaria de Huelva saca a licitación las obras del proyecto de rehabilitación del Muelle de Tharsis

 Vista del estado actual del Muelle de Tharsis.

La Autoridad Portuaria de Huelva, en el marco de las actuaciones Puerto-Ciudad, ha sacado a licitación la ejecución de las obras contempladas en el proyecto de Rehabilitación para garantizar la estabilidad y seguridad estructural del Muelle de carga de la compañía española de Minas de Tharsis. El plazo de para la presentación de las ofertas finalizará el próximo día 29 de junio de 2021.

La presidenta de la Autoridad Portuaria de Huelva, Pilar Miranda, ha manifestado que el muelle de carga de la Compañía Española de Minas de Tharsis constituye una seña de identidad de Huelva, por su relevancia en la historia del puerto y la provincia, vinculada a la actividad minera. En este sentido, Pilar Miranda ha hecho hincapié en la apuesta del Puerto de Huelva por recuperar la historia y las señas de identidad con el objetivo de continuar avanzando en la estrategia de integración puerto-ciudad y conseguir que los ciudadanos se sientan participes de los proyectos del Puerto de Huelva.

El muelle se compone de un largo viaducto de más de 713 metros de longitud, con cuatro alineaciones distintas, que concluye en la plataforma de embarque protegida con una defensa externa de madera independiente del armazón general.

Debido a que el estado de deterioro general de la estructura del muelle se encuentra muy avanzado, se han proyectado las obras de rehabilitación, que comprenden las actuaciones necesarias para garantizar la estabilidad y seguridad estructural del Muelle de Carga, cuyo presupuesto asciende a casi 5,8 millones de euros.

La actuación principal se centrará en la habilitación estructural de la estructura metálica, siendo necesario la retirada y posterior sustitución de los elementos deteriorados y el refuerzo de algunas zonas localizadas, recuperando el arriostramiento inferior. Además, toda la estructura deberá recibir un tratamiento superficial frente a la corrosión, previa limpieza superficial y eliminación de los restos deteriorados. Para la ejecución de estas actividades será necesario la creación de una estructura auxiliar que de acceso en toda su longitud al muelle.

Las obras contemplan el recalce de la cimentación mediante losas-encepado micropilotadas en dos zonas localizadas, el tramo que discurre sobre el estero de San Andrés, y la zona donde se ubica la oficina puente.

Asimismo, se acometerá la rehabilitación de la oficina puente, mediante la reparación de todos los elementos estructurales y la sustitución de su envolvente, así como la rehabilitación de las defensas de maderas existentes.

Las obras están subvencionadas por parte del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, a través del 1,5% Cultural destinado a las actuaciones sobre bienes de especial interés arquitectónico, histórico y artístico, con un importe de 1,5 millones de euros.

Huelva Información, 4 d ejunio de 2021