miércoles, 4 de enero de 2017

Las explotaciones mineras de Gibraleón en el siglo XIX

Juan Luis Vázquez Alemán / Gibraleón. Buscando información sobre un antepasado de origen danés, relacionado con el comienzo del ferrocarril y el auge de la minería en la provincia de Huelva, me tope con un listado publicó de la Consejería de Cultura y Deporte, donde aparecen los expedientes de las concesiones mineras ya caducadas, en las cuales aparecen casi un centenar, noventa y siete para ser mas exactos, de expedientes en el termino municipal de Gibraleón. Tras hacer un estudio de la duración de los trabajos en las distintas minas, los minerales que se extraían, los solicitantes de las concesiones y los nombres de las minas, es a partir de aquí, movido por la curiosidad a la investigación lo que me motivan para ponerme manos a la obra.
 Me gustaría aclarar que las minas aquí detalladas en su mayoría se quedaron en simples sondeos, excavaciones y otras estuvieron activas durante muchos años. Desconozco hasta la fecha, la cantidad de mineral extraído y la calidad de ellos ya que no he encontrado documentación que lo acrediten, si en cambio dispongo de todas los permisos, planos y demás documentación que se requería para iniciar los trabajos. Quería destacar que las minas aquí explotadas en esta época iba poco mas allá de unos jornaleros con pico, pala, azada, unas espuertas de esparto y unos animales de carga para sacar el mineral de la mina unas veces a cielo abierto y otras subterráneas.



Estación de ferrocarril de Gibraleón, de la línea Huelva – Zafra. / Foto: Minas de Sierra Morena.
La primera explotación minera datada en la Jefatura de Minas Provincial es del año 1.846 y son de escorial, llamadas de San Gabriel y San José en el Cabezo del Clérigo también sin localizar el lugar exacto pero en la zona de la Alcolea.
Las zonas con mayor numero de minas en el término municipal, estan divididas en SEIS, destacando las DE LA ATALAYA y LA ALCOLEA, seguidas por El Toril, Agualobos, la Zorra y la Dehesilla.
Comencemos por las mas cercanas al pueblo, cruzando el río Odiel dirección noroeste nos topamos con el cabezo de la Atalaya y arroyo del mismo nombre en los limites de dos fincas; la Majada del Valle y el Campillo, en esta zona predominan las minas de hierro y alguna de cobre, con dos olontenses entre los propietarios,  Don Silvestre Sabater Margüenda (Mina Atalaya) y a  Don Joaquín Rodríguez Labadía que fue el único que extrajo mineral de cobre en esta zona (Mina la Esperanza y Mina del Socorro) el resto de propietarios fueron de Huelva capital y de otros pueblos de la provincia.

Puente del ferrocarril minero Tharsis-Río Odiel. Tramo San Bartolomé. Tramo Empalme-San Bartolomé. Autora: Marta Santofimia. Fuente: Minas de SIerra Morena.
Justo donde termina la finca de la Majada del Valle al norte la de Agualobos o Zona de Agualobos como la denominamos en esta división y nos encontramos con otros  dos propietarios de la localidad,  Don Fernando Vázquez González dueño de la mina la Propuesta y Don Manuel Barbosa Gonzalez propietario de mina Santiago, en Agualobos solo encontramos minas de hierro y manganeso, siguiendo la orilla izquierda del río Odiel y tras cruzar la rivera del Meca esta la zona de la Dehesilla donde hay dos explotaciones, una de cobre y otra de hierro de capital onubense en ambos casos.
Al oeste de la Dehesilla y también bañada por la rivera del Meca en la parte norte de esta y compartiendo  término con Alosno la mas alejada de todas, la del Toril donde predominan las minas de cobre con respecto a las de hierro cosa que no ocurría en las zonas mencionadas hasta el momento.



Foto: Juan Luis Vázquez Alemán.
Y por ultimo pegaditas al casco urbano sin necesidad de cruzar ni ríos ni riveras una de manganeso en la finca La Zorra, de capital local de Don Diego Garrido Melgarejo por la fuente de la zorra y la desembocadura de esta en el Odiel aproximadamente y justo al lado la Alcolea donde las explotaciones son numerosas y con mas variedad de minerales ya que además de hierro y cobre encontramos Manganeso, Sulfato de cal y plata.
Para poder localizar estas minas he tenido que buscar mapas y croquis desde 1.800 hasta los mas actuales por satélite y aún se quedan por localizar algunas minas dado que los topónimos con los que aparecen en los documentos, deben de encontrarse en planos de época anterior y ya en desuso con el tiempo,  también he consultado con personas mayores de la zona, y tampoco las conocen, y son las que a continuación voy nombrando:



Foto: Juan Luis Vázquez Alemán.
En el alto del Bresno del Mirabueno una mina de mineral de manganeso llamada del Mira Bueno, en el barranco de Garganta Fría una mina de mineral de manganeso llamada la Tercera, en el Manantial de María Martín una mina de mineral de manganeso llamada San Francisco, en la umbría de la Graja una de mineral de hierro llamada San Mateo, en el Majadal de Pititi una mina de hierro llamada de ampliación de San Mateo(lo cual nos dice que es la misma), el cabezo del Vicario una mina de mineral de hierro llama Rosario y por ultimo en los marcos del Calderón una mina de sulfato de cal llamada la Segunda Verdadera.
También tuvimos explotaciones de aguas minerales, en el cabezo del Clérigo esta la Fuente de los tres Picos la cual se registra en la Jefatura Provincial de Minas de Huelva como Mina Buena Salud en la Zona de la Alcolea iniciada por Don Francisco Jiménez y Jiménez vecino de Huelva capital.



Foto: Juan Luis Vázquez Alemán.
En todos los documentos mineros de estas y otras minas que he ido estudiando siempre habla de pertenencias mineras, solicitándose distintos números de ellas.
La pertenencia minera ha sido la unidad fundamental del Dominio Minero. Tanto sus dimensiones como el número de Pertenencias que constituían el Dominio han ido variando a lo largo de al Historia, de tal forma que, según la Ley de Bases de 1.868, que es a partir de donde podríamos incluir a todas estas explotaciones se establece la Pertenencia Minera como un paralelepípedo de profundidad ilimitada y de base un cuadrado de 100 metros de lado. Una concesión debía de tener al menos cuatro Pertenencias yuxtapuestas, es decir una pertenencia eran 100 metros cuadrados y la mínima explotación debería de tener 400 metros cuadrados.




Foto: Juan Luis Vázquez Alemán.
Me gustaría nombrar a los aventureros y arriesgados paisanos y foráneos  de la época que invirtieron  mas de lo que tenían, muchos de ellos llevados como si de la fiebre del oro Californiana se tratara y en la mayoría de las explotaciones solo se quedara en muchos sueños y pocos beneficios, mas bien diría yo ruinosas aventuras empresariales. Podemos nombrar a varios de aquellos paisanos que apostaron por lo novedoso como son:
Don Diego Garrido Melgarejo dado las numerosas minas que tenia en toda la provincia y fuera de ella aunque en Gibraleón solo encontramos una, Don Joaquín Labadía Rodríguez, Don Silvestre Sabater Margüenda, Don Fernando Vázquez González, Don Diego Gimenez Rebollo, Don Manuel Barbosa González,
Aunque creo que nuestra zona no era de las mejores ni en cantidad ni en calidad de sus minerales, tenemos que valorar aun mas la valentía de nuestros paisanos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada