domingo, 13 de junio de 2010

Mina Concepción

En 1575 se concedió una mina en el paraje donde se encuentra Concepción. No hay nuevas noticias hasta la fiebre minera de mediados del siglo XIX, en que Concepción fue una de las primeras minas en explotarse. Las primeras producciones datan del periodo 1853 – 1856 en que la mina es explotada por D. Juan García Castañeda, natural de Riotinto. El mineral se extraía por huecos y pilares y se transportaba a superficie por un antiguo socavón romano que se ensanchó y al que se le dio el nombre de Socavón del Carmen. En 1856, adquiere la mina la sociedad Ibarra y Cía. de Sevilla que continuará el laboreo subterráneo por el mismo método. La falta de organización de las labores motiva que en 1867 se decida abandonarlas por el alto riesgo de hundimiento y centrar los trabajos en la cementación de las aguas cobrizas, obteniendo estas por inundaciones y desagües cíclicos de la mina. En 1874 vendieron las minas a F.C. Hills & Co., propietaria de Poderosa, que continuó la explotación por huecos y pilares e inició la corta. Toda la producción se benefició por cementación artificial (teleras) en la localidad, transportando la cáscara a lomo hasta embarcarla en el tranvía de Poderosa. En 1904, The United Alkali Co., Ltd. adquirió Concepción y potenció la extracción en esta mina. Sustituyó el tranvía de Poderosa por un nuevo ramal de FC, ampliando el ancho de vía a 1067 mm y modificando su trazado para llevarlo hasta Mina Concepción. Se realizan intensas investigaciones y desde 1906 se explota por corta gran parte de las zonas hundidas. El mineral se extrae por el Socavón de la Parra Gorda (Piso 9º). En el primer trimestre de 1930 se paralizan los trabajos en Concepción debido a la recesión mundial y la bajada del consumo de pirita. En 1932 todos los bienes de Alkali, entre ellos mina Concepción, pasan a manos de su filial la Compañía Anónima de Buitrón, S.A. (C.A.B.) que se dedicó a exportar las piritas lavadas de los terreros y no volvió a ponerla en actividad. En 1945, D. Joaquín Ribera Barnola de Barcelona, adquirió las minas Concepción y Poderosa y todas las fincas forestales a la C.A.B. y años después las arrendó a Electrólisis del Cobre, S.A. Esta compañía inició un importante programa de modernización, modificó el método al de corte y relleno y construyó una nueva planta de trituración y clasificación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario