miércoles, 11 de agosto de 2010

Cueva de la Mora

La actividad minera en Cueva de la Mora se remonta a la antigüedad. Fue una de las minas denunciadas por Ernesto Deligny en su visita a Huelva de 1853. Nada hicieron aquí ni la compañía francesa ni la escocesa de Tharsis, que dejó caducar las concesiones entre 1866 y 1867. A partir de 1868, varios particulares las fueron adquiriendo a medida que caducaron.En 1875 se constituyó la Companhia Portugueza das Minas de Huelva que se hizo con la propiedad de las concesiones del grupo Cueva de la Mora, Monte Romero y el área levante de La Zarza (La Algaida). Entre ese año y 1882 llevaron a cabo importantes trabajos preparatorios. Para el beneficio del mineral emplearon simultáneamente la calcinación al aire libre en teleras y la cementación natural. La cáscara se transportaba a lomo de 500 caballerías hasta Zalamea o Valverde (FC de Buitrón) hasta 1888, en que comenzó a llevarse a Valdelamusa al ponerse en marcha la línea de Zafra.Hacia 1890, los trabajos se paralizaron a consecuencia de grandes hundimientos que se produjeron en la corta y ante la falta de recursos económicos para afrontar los trabajos de recuperación. La mina se arrendó a unos particulares que se dedicaron a beneficiar en los canaleos las aguas cobrizas procedentes de la mina y los terreros.En 1896 la adquirió una compañía inglesa que en 1899 tomó el nombre de The Huelva Central Copper Co., Ltd. Durante el tiempo que estuvo a cargo de la explotación, retomó los trabajos de la compañía portuguesa, limpiando y preparando los pozos y la corta. El problema del transporte se resolvió con la construcción de un cable aéreo de 4,5 Km. hasta la estación de Valdelamusa.En 1904, la mina se traspasó a The Huelva Copper & Sulphur Mines Co., Ltd. que finalizó los trabajos de recuperación y construyó dos nuevos pozos, Santa Bárbara y San Alberto. En 1911 sustituyeron el cable por una línea de ferrocarril de 7,73 Km. hasta el mismo punto. En esta etapa, Cueva de la Mora quedó como mina de piritas propiamente dicha para abastecer las montañas de cementación.A partir de 1912 se investigó con sondeos y en 1913 se abrió el nuevo Pozo Enrique de 190 m, con enganches a los pisos 120, 160 y 180. En 1913 se inició la construcción de una fundición que comenzó a trabajar en marzo de 1914. Construyeron un dique de 260.000 m3 en la Ribera Olivargas, una central eléctrica y realizaron una plantación forestal para abastecer de madera la explotación.En 1932 se paralizaron los trabajos debido al agotamiento de los cobrizos ricos de Aguas Teñidas (propiedad de la Huelva Copper desde 1916), la crisis internacional del cobre y la situación política española. A partir de este año y siguientes, la mina fue explotada por el Sindicato Minero de Huelva.En octubre de 1934, se vendió a un grupo de comerciantes onubenses que formaron la Sociedad Minera Cueva de la Mora, S.A. que se dedicó a desmantelar parcialmente las instalaciones.El 1 de febrero de 1951, la arrendó el empresario D. Pedro Pérez de Guzmán que en 1957 se asoció a otras empresas mineras de la zona (entre ellas la Compañía Española de Minas de Río Tinto) para formar Cobre y Piritas de Cueva de la Mora, S.A. (COPISA) que explotó el yacimiento a bajo ritmo hasta finales de los 60. El mineral cobrizo se transportaba en camión hasta Riotinto y la pirita descobrizada hasta Valdelamusa y desde allí por FC hasta San Juan del Puerto, donde se trasvasaba a vagones de Riotinto para exportarla en el muelle de dicha compañía en Huelva. En 1998, Riomin Exploraciones, S.A. (Grupo Rio Tinto, plc.) cortó cobrizo en el permiso “Castillejito”, comprobándose después que correspondía a ramificaciones de la masa de Cueva de la Mora. Las concesiones pertenecen en la actualidad a Iberian Minerals Corp. (Aguas Teñidas Este).

No hay comentarios:

Publicar un comentario